Rentabilidad histórica y evolución del S&P 500, la bolsa de Estados Unidos.

Wall Street
  • El S&P 500 ha tenido una rentabilidad anualizada del 8,26% desde 1927 hasta 2020.

  • Las FAANG cada vez pesan más en el principal índice de bolsa de Estados Unidos, haciendo del S&P 500 un índice cada vez menos diversificado.

  • Solo el 0,1% de las veces no fue rentable mantener 20 años las acciones de este índice y ocurrió en el crack de 1929. El 99,9% restante siempre se ganó dinero.

  • El mercado alcista más largo de la historia terminó en 2018 con una rentabilidad del 401% y una duración de 131 meses. El segundo finalizó en 2007 con un 417% de rentabilidad.

  • -86% fue el resultado del mercado bajista más fuerte de la historia del índice, en la crisis de 1929.

Invertir en el S&P 500 históricamente ha sido hacerlo en uno de los índices más diversificados y seguros del mundo.

Esta diversificación se da porque el índice engloba las 500 mayores empresas de la bolsa de Estados Unidos, y está lejos de otras plazas como la española con el IBEX 35. Este último históricamente siempre ha sido muy dependiente de la banca en su ponderación. Además solo cuenta con 35 compañías , muchas de ellas por debajo de los 1.000 millones de capitalización.

En este artículo veremos y analizaremos el principal índice bursátil estadounidense, así como analizaremos su rentabilidad histórica a lo largo del tiempo y que se puede esperar de él en el futuro.

El Standard & Poor’s 500, o índice S&P 500 es el índice más famoso de la bolsa de Estados Unidos. En el se agrupan las 500 mejores empresas que cotizan en la bolsa de Nueva York (NYSE), para los cuales existe un criterio de elegibilidad que cuenta con requisitos de capitalización de mercado, liquidez, domicilio, free float, visibilidad financiera o tiempo de cotización en bolsa entre otros.

El objetivo es que el índice sea una representación de la economía de Estados Unidos.

La cotización del S&P 500 es en dólares, la moneda de referencia en el mundo. Aunque esto es relevante, en el caso de invertir en alguna empresa particular del índice, es necesario analizar compañía por compañía para ver sus características, pues de poco sirve estar invertido en una empresa que cotiza en dólares pero el 100% de sus ventas se realiza en países con monedas débiles como Argentina o Venezuela, por poner un ejemplo extremo.

Otro plus de confianza para el S&P 500 viene por la seguridad jurídica y regulación del país, no tan burocrático como en Europa, pero fuerte, estable y transparente, contando entre otros con la SEC, que ha aprendido de errores en el pasado como el sonado caso ENRON.

Rentabilidad histórica del S&P 500

Si nos vamos al estudio de la rentabilidad histórica del S&P 500, el índice ha tenido una rentabilidad anualizada del 8,26% desde 1927 hasta 2020. Estos datos incluyen grandes guerras como la segunda guerra mundial o crisis como la financiera e inmobiliaria de Japón, la burbuja punto com, o más recientemente la crisis de las hipotecas subprime de 2008.

En cualquier caso, esta rentabilidad no ha sido lineal, como es de esperar cuando se invierte en acciones, sino que ha habido años buenos y años malos.

En el siguiente gráfico se observa la distribución de estos resultados a lo largo de la historia por años desde 1825 hasta 2019. Podemos observar que se obtuvo una rentabilidad positiva en el 71% de los casos, y negativa en el 29% restante, y que la mayor parte de las veces la rentabilidad fue de entre un 0 y un 10%.

Aunque la caída máxima en un año haya sido de un -47,07% (en 1931), esto no quiere decir que sea la mayor pérdida que los inversores han tenido, pues la cotización puede caer varios años seguidos aumentando esas pérdidas. Por poner esto en contexto, un inversor que hubiera invertido 10.000 dólares en 1929, habría obtenido una rentabilidad negativa en 1932 de -86,2%, y tendría -8.620 dólares de pérdidas.

El índice no ha obtenido nunca un resultado superior al 50% en un año natural, pero si lo han obtenido acciones individuales que están dentro del S&P 500.

Por ejemplo, tenemos algunas analizadas en este blog que lo han conseguido últimamente como Shopify, Microsoft, Apple o Amazon. Esto nos valida parte de la hipótesis que si sabemos lo que hacemos es mejor concentrar nuestra cartera en nuestras mejores ideas de inversión, en lugar de diversificar.

Cuando compramos un índice como el Standard and Poor’s 500 nos protegemos de nuestra propia incompetencia con la diversificación, pero nos volvemos mediocres con resultados similares a la media.

Concentrar en los valores con más potencial nos hará alejarnos de la media del índice, para bien o para mal.

Esto es porque una de las desventajas de concentrar la cartera es equivocarnos pecando de exceso de confianza. Al estar sobreexpuestos a una idea también lo estamos a tener pérdidas irrecuperables en caso de error.

Importancia de las FAANG en el S&P 500

Si bien se ha expuesto que el índice americano está muy diversificado, en la última década hay un grupo de empresas que ha tenido un crecimiento exponencial. Estas son las llamadas FAANG (Facebook, Alphabet, Apple, Netflix, Google), que ya cuenta con compañías “trillonarias”, en los que sus nuevos modelos de negocio han venido para quedarse y revolucionar gran parte de los sectores. A estas se pueden sumar otras no menos importantes como Microsoft.

El peso de estas empresas y su importancia en el índice, han propiciado que desde el inicio de 2020 hasta la fecha el índice S&P 500 se mantenga positivo.

Si quitamos las 5 mayores empresas del índice, que lo han hecho mejor que la media, y convertimos el S&P 500 en el S&P 495, este índice estaría en -5% en 2020 y las 5 grandes empresas con un +35%.

Lo podemos ver visualmente en el gráfico a continuación:

El elevado crecimiento de estas compañías hace que el peso de estas sea ya de más del 18% de la capitalización total bursátil del índice, pues sus buenos resultados y crecimiento no han sido cosa de un año, sino más bien de más de una década.

¿Cuál ha sido la compañía más grande del S&P 500 a lo largo de la historia?

El crecimiento exponencial de las FANG ha hecho que este grupo de empresas se sitúe a la cabeza de capitalización bursátil en el índice.

La mayor compañía por capitalización bursátil actualmente es Apple con 2 trillones de dólares.

Amazon es segunda con 1,66 trillones y está al acecho del primer puesto. 

Por su parte, Microsoft (1,6 trillones de dólares) está tercera, pero ha llegado a estar primera durante algunos días puntuale superando a Apple en los últimos años gracias al gran crecimiento obtenido desde la llegada de su CEO, Satya Nadella

Por su parte, Google, con 1,06 trillones de dólares, está en cuarta posición un poco más rezagada.

Atrás quedaron empresas que fueron número 1 en su momento y hoy siguen siendo grandes compañías como AT&T, IBM, Exxon Mobil o la misma Microsoft.

Ni que decir tiene que con estos grandes ascensos un sector que siempre ha sido predominante en este índice ha ido minorando su ponderación, este es el sector de energía en Estados Unidos, que ha pasado de un peso aproximado del 15% en el año 2009 a menos de un 5% en 2020.

Mayores mercados alcistas y bajistas del S&P 500

Si estudiamos las tendencias alcistas y bajistas de la bolsa de Estados Unidos, vemos que históricamente la duración media de un mercado bajista en el S&P 500 es de 20 meses, con un -37% de rentabilidad total. En cambio, la duración media de un mercado alcista para el índice es de 52 meses con subidas del 158%.

En este gráfico se pueden ver los mercados alcistas y bajistas del S&P 500 a lo largo de su historia.

Los peores resultados para el S&P 500 fueron del -86% y comenzaron en 1928. Duraron 33 meses y el índice tardó 25 años en recuperarse de ese desplome.

La mayor subida o rally comenzó en 1991, fue del 417% y duró 113 meses. A su vez el mercado alcista más prolongado de la historia terminó en 2018 cuando la FED empezó tímidamente a subir los tipos de interés. Fue de 131 meses y las subidas fueron del 401%.

Rentabilidades máximas y mínimas del S%P 500 según los años invertidos.

Si bien una simple acción puede quebrar y su valor irse a cero, se dice que la bolsa en general siempre sube. Obviamente en esta afirmación hablamos de los índices de calidad como el S&P 500.

Esta frase es falsa o cierta dependiendo de «cuánto consideremos largo plazo», pues vemos que la historia le suele dar la razón a la gran mayoría de los inversores que aguanten sus posiciones más de 20 años.

Solo el 0,1% de las veces se perdió dinero en este plazo, y para eso tendríamos que haber comprado en máximos del año 1928.

Estos datos se pueden observar en el gráfico, que indica que mientras más tiempo conservemos nuestras inversiones en bolsa más probabilidad tendremos de ganar.

Para hacer el cálculo del mejor y peor rendimiento obtenido en el S&P 500 según los años invertidos se utiliza el año natural, por lo que si nos vamos a un máximo o un mínimo los resultados pueden variar. Usando datos de la base de datos Bloomberg a cierre de cada año se obtendrían las siguientes rentabilidades máximas y mínimas según el número de años invertidos.

Número de años invertidos sin venderPeor resultadoMejor resultado
1 año-47,1%+45%
2 años-62,1%83,3%
3 años-67,7%+111,3%
4 años-71,6%167,6%
5 años-60,8%219,9%
7 años-46,2%237,2%
10 años-46%342,6%
15 años-52,1%778,5%

Los resultados negativos se dan fundamentalmente por la crisis de 1929 donde las caídas fueron muy fuertes. El mercado tardó 25 años en recuperar su valor máximo, y el periodo incluye entre otros acontecimientos la segunda guerra mundial.

Este es el mayor periodo en el que el índice americano ha tardado en recuperarse de unas pérdidas.

El mercado a largo plazo tiende a subir porque las compañías generan beneficios y estos tienden a acumularse, repartirse vía dividendos o reinvertir desde las propias empresas en nuevos negocios o recompras de acciones.

El largo plazo juega a favor de las buenas empresas e índices (vea los motivos aquí), pero comprar empresas a precios desorbitados como ocurrió en la crisis del 29 o en la burbuja .com, nos puede llevar a años de rentabilidades negativas sobre nuestra inversión inicial.

Como siempre, una buena estrategia de evitar esto es invertir poco a poco en acciones o índices de manera periódica y aumentar estas compras en momentos de caídas (superiores al -10% o -20%).

Gráfico y rentabilidad histórica del S&P 500 de la bolsa de Estados Unidos

Para finalizar, incluyo el gráfico histórico del Standard and Poor’s 500 en escala logarítmica, así como la tabla de rentabilidades anuales.

AñoRentabilidad del S&P 500
192837,88%
1929-11,91%
1930-28,48%
1931-47,07%
1932-14,78%
193344,08%
1934-4,71%
193541,37%
193627,92%
1937-38,59%
193824,55%
1939-5,18%
1940-15,09%
1941-17,86%
194212,43%
194319,45%
194413,8%
194530,72%
1946-11,87%
19470,00%
1948-0,65%
194910,46%
195021,68%
195116,35%
195211,78%
1953-6,62%
195445,02%
195526,40%
19562,62%
1957-14,31%
195838,06%
19598,48%
1960-2,97%
196123,13%
1962-11,81%
196318,89%
196412,97%
19659,06%
1966-13,09%
196720,09%
19687,66%
1969-11,36%
19700,10%
197110,79%
197215,63%
1973-17,37%
1974-29,72%
197531,55%
197619,15%
1977-11,50%
19781,06%
197912,31%
198025,77%
1981-9,73%
198214,76%
198317,27%
19841,40%
198526,33%
198614,62%
19872,03%
198812,40%
198927,25%
1990-6,56%
199126,31%
19924,46%
19937,06%
1994-1,54%
199534,11%
199620,26%
199731,01%
199826,67%
199919,53%
2000-10,14%
2001-13,04%
2002-23,37%
200326,38%
20048,99%
20053,00%
200613,62%
20073,53%
2008-38,49%
200923,45%
201012,78%
20110,00%
201213,4%
201329,60%
201411,39%
2015-0,73%
20169,54%
201719,42%
2018-6,24%
201928,88%
14/08/20204,42%

Si te ha gustado el artículo, no dudes en comentar o compartirlo en redes sociales para que pueda llegar a más personas.

Si te ha parecido interesante también puedes suscribirte al blog para recibir nuevo contenido.

Suscríbete al blog

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Este artículo no representa ninguna recomendación de compra o venta en el mercado de valores. Antes de tomar ninguna decisión es recomendable realizar su propio análisis.

Una respuesta

  1. nomadafinancierocom 3 septiembre 2020

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: